05.12.2019 |

La UM otorgó más de 150 títulos de postgrado

Se graduó la primera generación de la “Especialización en liderazgo, gestión e innovación educativa”

Más de 150 egresados de las carreras de postgrado de la Universidad de Montevideo (UM) se graduaron ayer. En los colores de las togas estaban representadas la Facultad de Comunicación, el Centro de Ciencias Biomédicas, la Facultad de Humanidades y Educación, la Maestría en Dirección de Empresas de Salud del IEEM, la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía (FCEE) y la Facultad de Derecho (FDER). Con el himno universitario “Gaudeamus Igitur” como telón de fondo, los familiares y amigos presentes recibieron a los graduandos y al claustro académico.

Después del himno nacional y las palabras del rector Dr. Juan Manuel Gutiérrez Carrau y del secretario académico Dr. Enrique Etchevarren que daban inicio a la ceremonia, los decanos entregaron los birretes a los graduandos. Un representante de cada facultad le dio voz a su generación con palabras que resumían y daban fin a un ciclo y comienzo a una etapa laboral enriquecida. Todos agradecieron a la universidad, a los profesores y, muy especialmente, a sus familias.

La Magíster en Dirección de Comunicación Licenciada Alicia Santos contó que en su generación hubo algunos que fueron padres por primera vez y otros que vieron llegar a más hijos. Agradeció a su esposo, a sus tres hijos y “a los abuelos que tanto ayudan” y afirmó: “Nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo de nuestras familias”. Sobre el final de su discurso, se dirigió a los comunicadores: “Invito a mi generación y a todas las generaciones del MDC a utilizar esas ganas de más comunicación para ser agentes de cambio. DirComs: dejemos nuestra huella por medio de la comunicación”.

La Dra. Silvana Fiamene habló en representación de los graduados del Centro de Ciencias Biomédicas. Contó que hace una década postergó sus estudios para priorizar a su familia porque consideró que “para ser una buena médica de familia” debía dedicarse primero a la suya. Lo hizo con la esperanza de un día retomar los estudios de postgrado: “La UM me brindó esta oportunidad”. Agradeció a la Universidad por fomentar una educación que, “como el recientemente canonizado Cardenal John Henry Newman ha expresado, promueva la reflexividad propia de la educación, portando el germen de la libertad, de la verdad, y de lo que es de vital importancia para una cultura comprometida con la justicia”.

La ceremonia de ayer fue histórica porque se graduó la primera generación de la “Especialización en liderazgo, gestión e innovación educativa” a cargo de la Facultad de Humanidades y Educación en alianza con la Fundación ReachingU. La Especialista Maestra Claudia Lonchar indicó: “Todas las biografías, todos los referentes, las visiones y misiones de nuestras instituciones, tienen un denominador común: creer con firmeza que otra educación es posible y que es a través de la formación académica, la investigación, la exigencia y el humanismo que se materializa en acciones concretas”. Autoridades de la UM entregaron a la directora de ReachingU Fernanda Guliak una placa en reconocimiento por el aporte de esta institución al postgrado.

El Dr. Pablo Catalá, graduado de la Maestría en Dirección de Empresas de Salud del IEEM, afirmó que además de conocimientos, los graduados se llevaban “el sentido de pertenencia a un grupo humano excepcional”. Por su parte, la Mag. Cra. Florencia Larroque, en representación de los graduados de FCEE, exhortó a sus compañeros a “contribuir con todo lo que habían aprendido”. La Dra. Virginia Oddone, de FDER, miró a sus colegas y les dijo: “Como en una competencia de relevos, hemos recibido el testigo de manos de otros que nos precedieron con su esfuerzo, y nuestro deber es seguir a adelante y entregarlo a las generaciones que vendrán”.

Autoridades de la UM entregaron también una placa al Cr. José Luis Olivera García en reconocimiento por su trayectoria de treinta años en la Universidad como profesor, decano de FCEE, primer director de la carrera de Contador Público y director de la Unidad de Maestrías y Postrados en Economía (UMPE). Olivera, que no esperaba el reconocimiento, tomó el micrófono, relató de forma breve estos treinta años y afirmó que el agradecido era él.

Finalmente, el rector de la UM tomó la palabra. Contó una anécdota de un profesor de la UM que vive en Nueva York y viaja una vez por año para dar su materia. Su trabajo era muy intenso y “veía a sus hijos solamente de pijama”. El 11 de setiembre de 2001 lo llamaron para decirle que no fuera a trabajar y que encendiera la televisión. Sus hijos se acercaron y vieron junto a él el ataque a las torres gemelas. Uno de ellos le dijo a su padre: “Ojalá esa hubiera sido tu oficina”.  

Mirando a los graduados, los invitó a reflexionar sobre el lugar que ocupa su familia en sus vidas. «Hay un verbo que puede sintetizar bastante bien esta prioridad: “estar”. Ser maridos, esposas, padres presentes. Ser hijos, hermanos, presentes. Estar donde hay que estar, como hay que estar y cuando hay que estar. Es muy difícil amar sin estar». Siguiendo con esta idea, agradeció a los profesores, «que son el alma de nuestra universidad y que siempre “están” y a todos los que, desde sus diferentes posiciones, sacan adelante esta gran aventura que es la UM». 

Discurso del rector de la UM Dr. Juan Manuel Gutiérrez Carrau.