24.08.2018 |

Docente UM asumirá como director académico de CERES

Guillermo Tolosa es profesor de Coyuntura Económica en la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía

La Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos) calificó el año pasado al Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES) como el think-tank más influyente del país y uno de los primeros diez en la región. El profesor de la asignatura Coyuntura Económica de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía (FCEE) fue designado como su nuevo director académico y asumirá el cargo el 1º de octubre.

Tolosa es Doctor en Economía por la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA) y tiene una vasta experiencia internacional como economista del Fondo Monetario Internacional y como consultor de Oxford Economics. De cara a su próximo desafío laboral, el docente de FCEE afirmó: “CERES busca ser un actor importante en los debates locales e internacionales con el cometido de contribuir a la mejora de calidad de las políticas públicas”. A continuación, habla sobre los retos económicos y sociales de la región y su futuro rol como director académico de CERES:

¿Cuáles considera que son los desafíos actuales de la realidad económica y social de la región y en dónde debería ponerse el foco para darles solución?

Los desafíos más importantes tienen que ver con el deterioro en la calidad de las políticas públicas a nivel mundial en el marco fértil de una -crecientemente- debilitada sociedad civil. Dicho debilitamiento, proviene de un aumento en la apatía hacia las cuestiones comunes, con ciudadanos demasiado cegados por su éxito personal o ahogándose en la avalancha de información mientras logran acomodarse a la nueva era digital. El foco debería ponerse en desarrollar un análisis serio, basado firmemente en la evidencia y el rigor analítico, y dotado de la suficiente claridad para ayudar a los hacedores de política y a los ciudadanos a formarse opiniones fundadas sobre los grandes temas de la economía mundial. 

A un nivel algo más concreto, un importante desafío actual es cómo adaptarse a un entorno financiero mundial bastante más adverso que lo que hemos tenido en toda esta década. El debate macroeconómico había quedado un poco relegado y es importante que lo volvamos a instalar en el centro del debate. El foco debería ser cómo disminuir vulnerabilidades y hacer nuestras economías más robustas a este tipo de perturbaciones. 

¿Qué implica asumir el cargo de director académico y cuáles son sus expectativas?

Asumir el cargo de una institución del prestigio de CERES es un desafío que me entusiasma mucho. Implica para mí una oportunidad única para volcar la experiencia que he desarrollado en mis casi quince años de trabajo como economista fuera del país. Significa también traer permanentemente al ámbito local las grandes ideas y debates que se están procesando a nivel mundial. Además, me da la posibilidad de seguir contribuyendo a la capacitación de economistas junior que pasan por CERES, muchos de la Universidad de Montevideo. Mi expectativa es que CERES cuente con más recursos para que otros economistas de más experiencia encuentren en CERES el ámbito o plataforma natural para aportar a la discusión de las políticas necesarias para nuestro país y la región.