07.08.2018 |

Entrevista a Bill Simmons

El experto en Big Data, que trabajó para la NASA en el proyecto de viaje a Marte, compartió detalles de su recorrido profesional

El Dr. Willard Simmons, cofundador de la empresa de marketing programático DATAXU, brindó una charla abierta a la comunidad de alumnos, graduados y profesores de la universidad interesados en la Ciencia de datos.  

En la siguiente entrevista, el emprendedor comenta cómo fue su recorrido profesional hasta convertirse en uno de los líderes internacionales en Ciencia de datos al servicio del marketing digital.   

¿Cuál fue tu preparación y especialización académica que te llevó a ser un experto en Big Data?

Fue un camino interesante. Tengo cuatros títulos académicos: empecé con una licenciatura en Ingeniería Mecánica, luego obtuve una maestría en Ingeniería Aeroespacial, y trabajé por un tiempo, más que nada en estudio de vehículos de lanzamiento en la compañía Lockheed Martin. Allí impulsé once lanzamientos al espacio a través de una plataforma flex-software de tiempo real. Luego trabajé en TRW en el proyecto Chandra Telescopio Espacial, es un tipo de telescopio de rayos x. Definitivamente, fue muy emocionante trabajar estudiando las estrellas a través de sus rayos x.

Luego volví a la academia porque quería realizar un doctorado. Comencé uno en la Universidad de Princeton, como por dos años, y luego me transferí a MIT para trabajar sobre misiones al planeta Marte. Al final terminé realizando una maestría en Princeton (por esos dos años que estuve allí) y obtuve mi PhD (doctorado) en Ingeniería Aeroespacial. Mi especialidad ahí fue combinar la teoría combinatoria con la teoría de optimización en misiones a Marte.

¿Cuál fue la razón para elegir este campo de estudios y de trabajo?

Siempre me ha fascinado la temática de toma de decisiones. Cuando trabajé durante mi primera etapa profesional, en el área aeroespacial, me pregunté cómo los líderes de proyectos tomaban decisiones y me enfoqué en grandes proyectos que se basaban en información poco articulada. Así que la oportunidad de trabajar para misiones en Marte fue una oportunidad única para especializarme. Se trataba de una misión de más de cien millones de dólares. Participé en el desarrollo de modelos computarizados que simulaban y evaluaban diferentes escenarios para la misión a Marte. A través de los modelos creamos 1162 escenarios probables para la misión. Al estudiarlos, entendimos cuáles serían los menos riesgosos, los que salían más económicos, las misiones con ciencia más avanzada, etc., por lo que producimos un informe de más de mil páginas para la NASA, que ayudaría a tomar las decisiones del tipo de misión y tecnología que usarían para el viaje.

¿Qué sucedió después?

Sobre 2008 la economía cambió… cambió el presidente, el personal administrativo también, y mucho de este legado quedó archivado. Así que Sandro Catanzaro y yo, que co-fundamos nuestra empresa DATAXU, decidimos buscar otra manera o lugar donde aplicar estas nuevas técnicas. Hicimos muchas demostraciones para diferentes tipos de compañías e industrias. Nos focalizamos en aprender más sobre el marketing digital. Encontramos una oportunidad enorme para aplicar matemática combinatoria y técnicas de aprendizaje computarizado para resolver problemas. A partir de ese momento, la empresa despegó. Creo que el timing (momento y circunstancias) de desarrollo de esa metodología fue algo crítico.

¿Qué otro tipo de industria fue rápida en adoptar o buscar este tipo de tecnología y metodología?

Más que nada las aerolíneas. Manejan un sistema muy complejo porque consideran muchos factores, por ejemplo, el clima, las tormentas. Conseguimos realizar una demostración para American Airlines y pusimos hincapié en detectar problemas logísticos.

Por otro lado, buscamos oportunidades en el trading financiero, en temas relacionados con el sector de la salud, pero descubrimos que el área de marketing digital era, sin dudas, el más abierto a lo que podíamos ofrecer.

Fundamos la compañía antes de que “Big Data” se conociera como tal. En ese momento la Inteligencia Artificial no era un tema tan recurrente, y nosotros salimos a hablar de aplicación de algoritmos a la información para facilitar la toma de decisiones. Creo que hubo mucha gente que se entusiasmó con la idea. Creo que fuimos una de las primeras compañías en salir con esto.

¿Cuál es el tipo de habilidades necesarias para incurrir en este tipo de carrera?

Cuando pienso en Big Data o Ciencia de datos, se me viene la cabeza un “triángulo mágico”, uno conformado por tres habilidades: la primera de todas es la matemática estadística; en segundo lugar, la capacidad de hacer coding (programar) y hacking, porque la información es mucha y debes tener capacidad para leer la información y clasificarla; en tercer lugar, es bueno tener una intuición especial para hacer negocios, para construir y comunicar ideas.

Muchas personas que trabajan exitosamente en Big Data tienen dos de estas habilidades muy desarrolladas, pero de vez en cuando aparece alguien con las tres aptitudes y se convierte en una estrella del campo. Pero tener dos de estas cualidades, o ser extremadamente bueno en una de ellas, es muy positivo para una empresa. En la nuestra tratamos de tener un balance con las personas que trabajan en nuestro equipo para crear una mejor sinergia.