03.04.2017 |

“Pensar en grande, comernos la cancha”

El graduado de la FCEE Mauricio Echevarría obtuvo una beca de la ANII para investigar qué rol juegan los estereotipos en los logros académicos de las personas

Mauricio Echevarría, egresado de la Licenciatura de Economía de la UM, obtuvo una beca de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII). Como sugerencia del profesor Juan Dubra, se postuló a la categoría “Áreas Estratégicas”, que busca dar becas para estudios de temas que son especialmente importantes para la ANII, como educación y movilidad social, desigualdad, entre otros.

Su proyecto, que propone investigar qué rol juegan los estereotipos en los logros académicos de las personas, obtuvo el tercer lugar entre 80 que se presentaron. La ANII el ofreció una beca que cubre su Maestría en Economía en la UM, por pertencer a la categoría "Maestrías y Doctorados en Uruguay". Actualmente trabaja en ese estudio junto a su tutora, la profesora Ana Balsa.

¿Qué te motivó a postularte?

Yo ya estaba haciendo algunos cursos del máster, y Juan nos comentó de esta beca y que otros alumnos se habían postulado con éxito. Me fui a hablar con ellos, conseguí un tutor, una idea, apliqué y quedé seleccionado.

¿Cuáles son tus perspectivas a futuro con esta beca?

Me encantaría que este proyecto sirva para entender mejor por qué tantas personas no alcanzan un nivel de formación demasiado alto. Creo que tenemos una idea novedosa y ojalá podamos sacar muchas consecuencias prácticas para Uruguay.

¿Por qué te volcaste a la investigación?

Independientemente de que la economía crezca, si mirás los números de Uruguay, el panorama es bastante complicado, en especial en la educación: menos del 40% de los jóvenes termina secundaria y menos del 10% entre los que están en situación de pobreza más dura. Y de los que terminan, hay que ver qué es lo que aprendieron. ¿Qué trabajos les esperan a estas personas? Es tristísimo, pero si no hacemos nada, su única posibilidad va a ser trabajar por dos pesos. La educación pública, que en algún momento fue un buen mecanismo de ascenso social hoy ya no lo es; hoy no logra cambiar la situación socioeconómica de las personas.

La gran pregunta es cómo salimos de esto, qué hacer para poder ayudar a tanta gente a subir de situación, a que puedan aspirar a trabajos de calidad. Y acá entran a jugar los investigadores de esta rama de la economía, que apuntamos a responder preguntas muy chicas, muy concretas, pero que sumadas pueden orientar las políticas públicas en la buena dirección. 

¿Qué mensaje le darías a los estudiantes de grado que están interesados en esta rama de la economía?

Mi mensaje, para toda la facultad, o mejor, para toda la UM, es: que tenemos que pensar en grande, comernos la cancha, porque el país lo necesita. A los uruguayos nos gusta mucho la igualdad: preferimos ir tirando más o menos todos juntitos, a que alguien despegue y se aleje demasiado. Me acaba de llegar al mail una newsletter de la facultad con los nombres de algunos egresados que están afuera en este momento: uno haciendo una maestría en Harvard y los otros haciendo sus doctorados en Stanford, Yale y NYU. No tenemos por qué achicarnos, así que a apuntar muy alto que hay mucho por hacer: en investigación, en la empresa o donde sea.