¿En qué andan?

Volver a listado

Carlos Arboleya

Carlos Arboleya es egresado de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía (FCEE) de la UM. En julio, viajará a Estados Unidos para hacer un MBA en la Fuqua School of Business de la Universidad de Duke. Juega en la Selección Uruguaya de Rugby de Uruguay y, desde este año, da clases de ese deporte en el centro educativo Los Pinos, en Casavalle. Además, forma parte del Staff Técnico del Charrúa, con las selecciones M18 y M19, y del programa "Pelota al medio de la Esperanza", un proyecto piloto de rugby en el COMCAR. 

¿Qué balance haces de tu paso por la UM?

Creo que el diferencial que tiene la UM, y que yo aproveché, es la calidad humana de quienes trabajan allí, con vocación de servicio, y la cercanía que podes lograr. Hay excelentes profesores a los que se puede tener un casi completo acceso, así como también obtener todos los recursos necesarios para poder ser exhaustivo a la hora de estudiar. A nivel personal, me hice muchos amigos y creé una red de contactos que me sirven hasta hoy en día. Ser parte de la UM es una característica que hoy como Alumni me sirve como punto de contacto e inicio de nuevos proyectos.

¿A qué desafíos te enfrentaste cuándo te recibiste?

La educación humana me ayudó cuando comencé a trabajar, antes de recibirme, así que no tuve mayores problemas para acomodarme al mercado laboral.

¿Cómo combinas el rugby con tu profesión?

Mientras era estudiante fue todo un desafío equilibrar prácticas con estudio pero siempre traté de hacer lo mejor posible. El aprendizaje que pude sacar y utilizo del rugby es siempre el mismo: fijarse objetivos claros, dedicarse y nunca mentirse. Tanto a la hora de jugar como a la de trabajar siempre trae bueno resultados. Obstáculos siempre va a haber, el tema es ver cómo enfrentarlos.

¿Cuál es tu vínculo con “Uruguay entre Todos”?

“Uruguay entre Todos” (UET) fue una idea que surgió con un grupo de amigos en el 2011 y que se consolidó en 2012. Se puede decir que soy fundador y voluntario de esa organización. La idea de UET, es ser un nexo entre voluntarios, organizaciones de la sociedad civil y empresas, uniendo voluntades, necesidades y recursos. UET intenta ser la mano invisible que trata de unir la oferta con la demanda o viceversa, para tratar de lograr distintas metas. Lo importante es que cada uno pueda aportar desde su lugar y pericia y en donde quiera. De la misma manera, buscamos organizaciones y vemos cómo poder ayudarlas de la mejor manera.

En este momento parte de tu trabajo es en Los Pinos, ¿cuál es tu papel ahí?

Tras una invitación de Pablo Bartol, desde este año soy profesor de rugby junto a Gonzalo Vidal que ya trabajaba en la institución. Tratamos de trabajar los valores del rugby a través de la práctica del deporte con chicos en edad escolar. Un desafío del día a día que se hace más importante dado el contexto donde se realiza.

¿Cuál es tu filosofía de vida?

No tengo una filosofía definida, me gusta disfrutar el ahora, y siempre preguntarme si lo que estoy haciendo me hace feliz, si no lo hace, tratar de cambiar algo.

Entrevista: junio de 2016.